Voluntariado en El Bolson, Argentina

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest

Un diciembre del 2019

Apenas había llegado a Buenos Aires después un viajo algo caótico. También llegaba con las emociones algo resentidas, y condimentado con confusión.  Así es, todo un combo completo para llevar, no dure mucho en Buenos aires. Para fines de diciembre ya estaba planeando irme a otro lado, en ese momento cualquier lugar con naturaleza era el ideal para mi. 🙌

Adiós Buenos Aires

En ese momento de mi vida necesitaba eso

El destino que elegí fue El Bolsón (El sur Argentino). Para enero del 2020 ya tenia casi todo preparado y para fines de ese mes, tome un avión directo a Bariloche, y luego, me fui en bus hasta El Bolsón. Un recorrido muy hermoso y bastante corto (2 horas).

Desde que baje del avión, lo sentí. Sentí el susurro en mi interior “Necesita esto” como un niño que tenia sed, y ahora, ya con el vaso de agua en la mano. Después de muchos años sin saber que era exactamente, descubrí que yo necesito naturaleza, darles a mis sentidos la capacidad de conectarse y sentir…

SENTIR que estoy vivo. Y esos instantes son tan mágicos y particulares, que me transportan a otras texturas, olores, colores, sonidos, a otra mirada. ⭐

aeropuerto de bariloche
Me recibió el profundo y vivaz silencio del amanecer

Fue un respiro profundo saber que había llegado.

Mi mente sabia bien que ese lugar era desconocido, pero mi alma no, definitivamente no, porque al salir del aeropuerto y mirar el horizonte, fue ver la inmensidad de las montañas y los colores, que en ese momento lo sentí como un “Bienvenido” en todo mi ser.

Ya en El Bolsón, hice dos voluntariados. El primero fue en un hostal cerca del centro de la ciudad, que por cierto, es bastante pequeña. Eso me encantaba, ya que a los pocos minutos de caminar, podías estar entrar a zonas de bosque.

Me sentí tan bien

Habían muchas flores por todos lados, y arboles frutales; manzanas, ciruelas, frambuesas, y que yo, viva comiendo todos los días. Después terminar mi voluntariado en el hostal, planeaba para salir a recorrer o caminar por ahí. 

Prefería caminar, esa era la mejor manera de conocer el lugar. A veces mi celular se quedaba sin batería. Me perdí varias veces, pero también aprendí a orientarme con el sol, a preguntar a los locales, y así es, preguntando se llega a cualquier lugar. Así un día decidí ir caminando desde el hostal hasta la cima del Cerro Piltriquitrón.

cerro piltriquitron el bolson

Sali aproximadamente a las 11 am. Para las 4 Pm, ya estaba en el refugio del cerro. Al estar arriba, vi la columna vertebral de la cordillera de los andes que estaba frente mío. Desde allí arriba, se podía ver toda la ciudad y el Lago Puelo. Me quede ahí, algo pensativo. Permanecí 30 minuto quizá, luego comencé a bajar nuevamente, me dolía la cabeza y ya se estaba haciendo tarde. La bajada creo que fue algo dura, particularmente para mis rodillas que amortiguaban cada paso. Por fin llegue al hostal a eso de las 18:30, muy cansado, pero también con mas ganas de seguir el camino que iba apareciendo. 🙂

Escribiendo poesía.

No era solo ir y conocer lugares, era sentir mi vida dibujada por las nubes, el cielo, el bosque, las flores, la tierra, y todo lo demás que me rodeaba; similar a una esponja que absorbía todo. 🧽

Siempre viajo con mi laptop, en ese momento apenas estaba comenzando siendo nómade digital, así que muchas tardes solo me sentaba a escribir lo que en ese momento atravesaba mi existencia. 

Jugo de frambuesa
Disfrutando un juego de frambuesa.

El Bolsón es sitio ideal para las personas amantes de la naturaleza. Tiene ríos, lagos, bosques, cascadas, montañas, glaciares, senderos y muchos lugares para perderse. 

Yo recomiendo ir al lago pueblo, desde la ciudad esta a unos 40 min aproximadamente, además en el momento que fui, pague unos 70 pesos en billete al chofer, no manejan SUBE. Yo llegue al lago, previamente caminando 10 kilómetros al paralelo del rio azul, es una experiencia increíble, llena de inmensidad por los arboles y el paisaje salido de un fondo de pantalla. 😎

A unos 15 Km de la ciudad se encuentra el pueblo de Maillin Ahogado. Si mal no recuerdo solo pasan una o dos veces al día el bus que va hasta ese lugar. Aquí, todavía es mucho mas impresionante la naturaleza, es zona rural así que no hay casi nada de movimiento. Las personas en general tienen grandes campos de tierra. 

Segundo voluntariado en El Bolsón

En Mallín Ahogado comienza mi otro voluntariado. Para llegar había que meterse por un camino de mucha vegetación, un largo sendero de arboles y plantas. Siempre que encontraba arboles frutales pasaba a saludar y comer. No podía creer en donde estaba al llegar, porque el lugar era prácticamente un bosque y una cabaña, que quedaba hermosamente decorada por el verde, pájaros, perros, y arboles frutales creciendo como pasto. 😭

Bosque en lago puelo

El sitio tiene unos 12 hectáreas de bosque y senderos. Además de poseer un arroyo que atraviesa el ancho del terreno. 
La gran diferencia de este lugar y del vecino, es que aquí se maneja la filosofía que todo ser viviente tiene el mismo nivel de importancia. Mi anfitriona era una señora de Japón que vino a vivir a este lugar hace mas de 20 años. 

Las tareas eran 95% cortar leña y el 5% otros. ¿Qué hacemos hoy? Leña, y así es, porque en invierno las temperaturas mínimas son muy crudas, agravadas por la caída de nieve. La cantidad de leña parece ilimitada, al ser un bosque, había por donde sea que miremos, y ella se encargaba de almacenar tanta leña al rededor de su casa que parecía que se preparaba para una era de hielo o algo así. 😀

Ella hace figuras y demás artefactos en cerámica. Cuando iba a caminar por el bosque, encontraba alguna figura, ya sea de un conejito o buda. Una de las cosas que me encanto fue la cantidad de arboles de ciruela, además habían como 3 nuevas especies que nunca había probado. 

Con tanta fruta ella preparaba mermelada. Comíamos comida vegana, y típica de Japón. Comí por primera vez Miso y Tofu. Yo me adapto muy rápido a la comida del entorno, así que estaba encantado probando nueva gastronomía 🥰. Nunca olvidare la torta de manzana, y el amor en cada sabor como condimento. 

Cada vez que comíamos, se decía “itadakimas(u)” Gracias por la comida, a quienes prepararon, a la naturaleza, y todo lo que hizo que la comida este frente a nosotros. Era mi primera vez usando los palillos chinos, pero con el pasar de los días, me hice un “experto” 🤩

El bosque me escucho.

Yo no era una persona caminando, me sentía el bosque al respirar junto a el. Era parte de mi y yo parte de el. Me hizo tan bien, que toda pequeña partecita agrieta  de mi, se fue sellando. No apoyo el consumo de fármacos cuando existe alguna crisis emocional o existencial. Mas bien yo digo “Te hace falta naturaleza”, creo que nos damos cuenta muy poco de eso, ya que a veces desconocemos lo que realmente nos pasa.

A veces la cura es un bosque, una montaña, mar, selva, rodearse de animales y no hacer mucho mas nada, solo existir junto a tu entorno y dejar que te invada otro mundo. Ese lugar me enseño mucho con tan solo su presencia, de allí salió el poema: Tamashī no deai: Mi espíritu reconoce tu espíritu 💚

Los senderos te invitaban a caminar. Acostumbraba salir a eso de las 4 pm, cuando el sol comenzaba a cerrar sus ojos y yo ahí sentir el naranja en mis pupilas. Me iba al arroyo con los perros y me quedaba sentado, dejándome ser y llenar de magia. ✨

Parecía como si ese lugar me hubiera llamado desde Buenos Aires. Esa inquietud, ansiedad y sed de algo que me duro semanas, por fin se había terminado. Quería eso, respirar y sentirme yo, ahí me solté y libere a mis sentidos. Dispuse mi existencia de ahí en mas en sanar y curar lo que se disponga agónico o dolorido en mi entorno. “Espíritu del árbol, puedes vivir en mi si deseas”

Apareció el abrazo de dios.

Me quede unos 15 días. No quería irme, pero ya tenia que continuar mi viaje. Solo yo se la experiencia que viví y lo importante que fue ese lugar en ese momento de mi vida. Allí, muchas cosas de mi cayeron, yo caí a la tierra y escuche los latidos que conducían a las raíces de un gran tejido invisible.

Al entrar a mi habitación, miraba por la ventana con mucha nostalgia, incluso mis ojos se reflejaban en la mirada de los perritos del lugar. No estaba triste ni feliz, solo estaba pasando por un proceso que se merecía ser disfrutado, contemplado y tatuado en mi piel. Todo a mi sangre, huesos y espíritu.

Mi ultima noche

Fui a dormir a eso de las 11 pm y desperté bien temprano, 6:30 am porque el único transporte salía a eso de las 7:30 am a unos kilómetros del lugar. La señora me despidió y me dio un regalo; mis propios palillos chinos envuelto en papel de regalo, un detalle que me hizo sentirme agradecido, mas de lo que estaba por estar ahí. 💕

Agarre la mochila y comencé a caminar; todo de mi decía en silencio “gracias, gracias y mas gracias” Al salir de allí, ya era alguien un poquito diferente. En un momento gire a atrás, y allí estaba, la luna imponente; me quede por un segundo grabando ese momento en mi memoria. 🌙

El Bolson Argentina

Voluntariado en el Bolson, Argentina = 5% / Experiencia Mágica = 95% ❤️

Si llegaste hasta acá en la lectura, quizá no te esperaste nada de lo que escribí, a lo mejor a El bolsón “modo turístico” no le di mucho enfoque, porque la experiencia que viví fue mas increíble que el mismo paisaje y eso es por lo que me llevo del Bolsón grabado en mi ser. Este es otro punto de vista mas de lo que fue mi viaje allá, y lo que ustedes pueden vivir también y disfrutar desde su propia experiencia. 👌

A partir de este lugar, meses posteriores nació otro articulo de mi blog: Te recuerdo ahí, silvestre y natural

¡Muchísimas gracias por leer! 👋 Cualquier consejo, pregunta o duda que tengan de El Bolsón o voluntariado, me pueden dejar un comentario y con mucho gusto les responderé 😉

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest
Kevin Martinez
Kevin Martinez
La escritura es mi pasión, es la herramienta que utilizo para expresarme. Al abrir los ojos cada mañana, siento mi existencia a través de mis sentidos. Algo recorre mi cuerpo, mis huesos, mi espíritu, mi mente. No son solo letras, es una experiencia de vida y es lo que quiero compartir contigo. Si a alguien le ayuda lo que escribo ese es mi regalo. ❤️

Caja de comentarios

Suscribirse
Notificar por
guest
5 Comentarios
Más antiguo
El mas nuevo Most Voted
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Theresa
Theresa
2 months ago

Me encanto ♡

carla
carla
1 month ago

hola buen día acabo de leer tu post, me encantó y queria consultarte si podrias recomendarme información para encontrar voluntariados en el Bolsón o alrededores por favor

carla
carla
1 month ago
Responder a  Kevin Martinez

muchísimas gracias 💕

Un instante mágico

5
0
¿Te gusta el articulo? Déjanos tu amor ♥ en los comentariosx
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad