Viajar como estilo de vida. ¡El sueño hecho realidad!

Contenidos

Gradualmente vamos creciendo, conociendo, escuchando.

Pasan los cumpleaños y vamos madurando.

Caminamos y nos caemos, aprendemos de los errores y nos volvemos a levantar.

Luego de levantarnos cada mañana y mirar por la ventana las 4 estaciones.

Luego de caminar por las mismas huellas y de usar los mismos zapatos.

Al acostarnos en las noches y soñar una constelación de estrellas infinitas y en un minuto en la tarde cuando llueve un llamado de nostalgia.

En ese recuerdo borroso de verte en otro lado y mirándote desde otros ángulos.

En la ansiedad de no saber que querer.

En lo que querías ya no es y sientes el zapato chico.

En esa incomoda sensación de haber crecido y necesitar otra ropa acorde a tu consciencia.

Eso es! el cambio de piel y la única puerta abierta que al entrar esta la aceptación del proceso.

El cambio, lo nuevo, lo desconocido, y el miedo de dar el paso.

El vértigo al caminar por el limite de nuestro propio limite y sin saber en donde nos encontramos.

Solo es quedarnos paralizados en una lluvia que solo nuestros ojos saben, en la intima conversación con nuestras emociones.

Luego sentir el quiebre, romperse el cascaron frente nosotros, frente al espejo y el reflejo que solo que nos susurra el paisaje de otro mundo, otra etapa, otros aires, otra sensación y experiencia.

Caemos por fuera de lo conocido.

Caemos como roció en la mañana, suspendidos en la ingravidez del misterio.

Un momento para respirar, pensar, llorar y ver el amanecer como la primera vez.

Después sonreír, y ver la esperanza mas real que una fantasía, y al lado la utopia que nos mira. Dos miradas confundidas y el “¿sera posible?” en las pupilas.

Allí en ese instante de lucidez, cuando nos quitamos los zapatos y la gratitud de los pies doloridos que no podían mas.

La anhelada acción de nuestra alma al ver que ya dimos el salto y la alegría de pisar tierra otra vez.

Y nuestros ojos que ven los detalles, los colores y las formas que antes se omitían.

Presentir que hay mas realidades, mas vida fuera de nuestra vida y la sensación de haber estado en una isla.

Cruzar el océano, aunque no veamos nada todavía. Solo dejarnos llevar por las olas hasta que la sal curen las heridas porque al abrir los ojos ya seremos capitanes de este barco.

Y allí estamos en nuestro primer viaje. El que comenzó antes de movernos, antes de dar un paso.

El segundo cero; intimo, enigmático, lluvioso, terrorífico, incomodo pero por sobre todas esas cosas, un cohete a la luna.

Todo comenzó de la nada y en la nada se creo el todo. Un todo que somos nosotros.

Eres vos, soy yo, en esa historia donde comenzamos a contar los segundos de nuestro verdadero nacimiento.

Al dejar las maquinas y los juguetes plásticos. Exhalar el aire que nos comprime y  dejar que nos trague las arenas movedizas, porque hoy somos submarino y nos movemos por todos los rincones sin que nada nos afecte.

Ahora que sabemos el mundo y el otro mundo, que caminamos adentro y afuera.

Bailamos en el limbo y creamos nuestro propio destino. Desde la forma de vernos como dioses sabiendo que también hay un dios que lo une todo.

Suspiro para soltar, limpiar, dejar, liberar. Suspiro para descansar, relajar, contemplar, re calcular, ordenar.

Así es como un día sin saberlo te lanzaste al viaje. Comenzando desde un sueño, una herida, un anhelo, un suspiro, una idea, un quiebre o quizá solo un zapato chico.

Y agradecemos a todo eso que nos impulso porque en nuestra tripulación hay nuevos paradigmas. Ya no hay una ventana, hoy tenemos un paisaje a 360 grados.

Tantas olas nos expanden y llevan a nuestros sentidos a florecer, que ahi esta la melodía de la misma tierra tocando puerta.

Este no es el final, apenas es el comienzo de una historia, así como la tuya, la mía se une a este gran tejido en el que estamos todos.

Segundo a segundo en mi latir, gracias por estar.

Compartir en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Kevin Martinez
Kevin Martinez
La escritura es mi pasión, es la herramienta que utilizo para expresarme. Al abrir los ojos cada mañana, siento mi existencia a través de mis sentidos. Algo recorre mi cuerpo, mis huesos, mi espíritu, mi mente. No son solo letras, es una experiencia de vida y es lo que quiero compartir contigo. Si a alguien le ayuda lo que escribo ese es mi regalo. ❤️

Caja de comentarios

Suscribirse
Notificar por
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¿Te gusta el articulo? Déjanos tu amor ♥ en los comentariosx
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad