Los sentidos de la libertad

Para comenzar explicar el sentimiento, se procederá a realizar una radiografía de las diferentes áreas, las cuales, están más desarrolladas en este momento de la vida. Sera de esta forma comenzar a describir la anatomía integral de un organismo vivo.

La inicialización del día comienza con determinados focos. Antes de seguir, es ver el origen de cada uno de esos incendios que gradualmente deja al bosque convertido en un arreglo navideño. El nivel actual de la circunstancia vibra en los huesos, provocando un desgarro en determinamos momentos del día, logrando así, un desequilibrio entre cuerpo, mente y alma; revistiendo casi de inmediato, una capa de seguridad anticipándose a un mayor nivel de radiación, por este motivo, la hemorragia queda en un estado controlado, con un alto como precaución de una persistencia en la herida abierta, concluyendo en una especie de bloqueo.

En un principio es establecer las imágenes del entorno como parte propia, esto involucra asimilar los diferentes estados de consciencia que en determinados momentos del día se puede llegar a tener a partir de una atmosfera comunicativa. Una vez establecido el entorno, y desde ahora, como parte del entorno, se comienza a analizar, observar, contemplar y con esto desvanecerse lentamente hasta ser lo que alguna vez fue, símil a una gota del océano. Luego de incorporar las distintas partes de la imagen, se avanza con una necesidad tan profunda que hace mirar hacia ese más allá y querer saber que hay detrás de esa montaña. Con esto descubro que la imagen que yo tenía de mí mismo, es considerablemente incompleta, y que lo que yo tenía solo era unos cuantos insignificantes puntos, con esta idea es como parto hacia la intrigante búsqueda anunciada hace años atrás.

Las letras son las manos que se prologan en el espacio tiempo, perdurando por si solas en lo digital como en lo analógico de una hoja de papel. Las manos como letras comienzan en la ansiosa búsqueda del camino, que llevaría en atravesar, aquella montaña. Anticipadamente escriben el recorrido y lo que pudiesen sentir. Es eso, “SENTIR” en mayúscula, de pronto es sentir como esas letras enjauladas esperan a volar, y cuando lo hacen es sentir la sensación de libertad, en consecuencia, conlleva a una imagen más real de uno mismo. Tengo millones de manos esperando a sentir la travesía de una acción sumamente sencilla, CAMINAR.
En esta única oportunidad, vivir; me despierto preparando todas las herramientas capaces de permitir costuras que unifiquen las diferentes pieles de tantas realidades sean posibles, con esto a pesar de tener dudas o confusiones, se llega a la misma idea inicial, resguardando todo en las células epidérmicas que nos componen, finalmente llegando a nuestra sangre. De esta manera, vivir ya no es solo vivir, es existir de una manera totalmente estática y dinámica, abstracta y tangible, tradicional pero sumamente mágica.

Más allá de cualquier eventualidad, circunstancia o contexto agradable como desagradable, se mantiene una relación estrecha a profundizar un sentimiento que envuelve y atrapa casi totalmente. Emergiendo como una especie de revelación, y de nuestra parte es un agradecimiento que todavía no alcanzamos a decir completamente, se mantiene el asombro y el desconcierto como si fuese la primera vez.

El foco centralizado o principal se encuentra en alguna esquina del alma, aquí se mantiene cautela y en cuarentena a cualquier tipo de insecto que quiera proponerme sus garras. No quiero decir que se sale ileso, aprendimos a esquivar, movernos y ser un poco más impermeables. Se comprende como la tierra se desmenuza, posibilitando la acción de ver los diferentes estratos que la componen, hablo de la circunstancia, finalmente no era tan grave como parecía. Cuando se ve con claridad quizá la solución era simplemente fluir y ya. Se dedujo que la tierra siempre es importante para caminar, por lo tanto, no importa si es caótica o serena, lo importante es saber que la sincronización sea completa, en este sentido no se busca un lugar en modo Zen, ni una ciudad infernal, se busca lo necesario para los pies, ese es el alimento y el agua que todo bosque necesita. Entendiendo también la mutación y la metamorfosis del individuo, la tierra es importante para que ocurra la transformación completa, de este modo: CAMINAR, solo eso, una acción que lleva a la otra.

Quiero hacerlo, queremos hacerlo, aquí hay otra persona y necesito desprenderme de esta piel, aquí somos más de uno. El proceso desemboca en la salida del túnel, y ¿Qué es lo que hay afuera? No sé, es un total enigma. A lo mejor los que están viendo esta circunstancia, piensen que todo está detenido, estático, inmóvil, paralizado, quieto, dormido, pensativo, sin sentido, vacío…

¿Ves? Aquí está el refugio, estamos escribiendo esta historia desde allí. Varios casos reales, terminaron atentando a lo que soy. De una u otra forma, mantuve una firmeza a la lluvia de meteoritos. “¿Kevin, con quien hablas?” es una de esas preguntas que nadie me la hizo, aunque mantuve siempre un dialogo, nadie nos escuchó, para nosotros fue un juego y un aprendizaje.
Mientras camino, presiento una libertad de convertirme en cualquier cosa que mis sentidos toquen, puedo ser un sonido como un color, así mismo un fragmento del paisaje. Es un continuo movimiento, como una danza tan hermosa que cautiva al alma. Necesito encontrarte allí detrás de esa piedra, detrás de aquel árbol, descubrirte en esa nube, sorprenderme en ese arcoíris, sonreírte en ese ocaso, caminar y escribirte en esa penumbra, dormir y verte detrás de mis parpados.

Siento que estoy cerca, pero al mismo tiempo demasiado lejos. Necesito continuar, seguir las señales, pasar por ese puente, caminar por ese bosque, subir esa montaña, caminar esa orilla, contemplar esa pared, pasar por esa puerta y saber que, en todos los casos, estas allí, recordando la importancia de VIVIR.

Compartir en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Kevin Martinez
Kevin Martinez
La escritura es mi pasión, es la herramienta que utilizo para expresarme. Al abrir los ojos cada mañana, siento mi existencia a través de mis sentidos. Algo recorre mi cuerpo, mis huesos, mi espíritu, mi mente. No son solo letras, es una experiencia de vida y es lo que quiero compartir contigo. Si a alguien le ayuda lo que escribo ese es mi regalo. ❤️

Caja de comentarios

Suscribirse
Notificar por
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¿Te gusta el articulo? Déjanos tu amor ♥ en los comentariosx
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad